miércoles, 30 de marzo de 2011

Seguimos vivos


Bueno, aquí sigo como dice mi padre "jodido pero contento"; tras la salida de 25 km del Domingo pensaba que el Lunes me iba a levantar fatal de lo mío (los talones de las narices) pero no fue así por lo que me llevé una grata sorpresa. ¡Qué bien!, la cosa vuelve a la normalidad. Pero ya se sabe que poco dura la alegría en casa del pobre y ayer volvieron las molestias tras acabar una tirada de 15 km. No me molestan tanto como hace 10 días pero sí que son suficientes para que corra con muchas precauciones.

Mañana volveré a salir y el Domingo me gustaría hacer la última tirada seria (querría acercarme a los 30 km) si la cosa no va a mayores. Creo que llegaré a Mapoma pero justo, justo. En fin ya tengo claro que sufriré a partir del 30 en mi primera Maratón; espero que sea lo menos posible.

9 comentarios:

Alfredo dijo...

Animo, Raul. Lo vas a conseguir.
No pienses en sufrir sino llegando al Retiro.

Maier dijo...

Seguro que lo consigues Raul,pero con cautela.. el maratón no es una carrera mas.. es simplemente diferente y hay que respetarlo.

Gontzal dijo...

Menudas tiradas más serias... A ver si hay suerte y no hay dolores. Un abrazo!

Barroso dijo...

Ya la tienes en el bote,cuida un poco los talones y tira para delante,saludos

Gonzalo Quintana dijo...

Llegarás seguro, ya estás en fase de reducción de kms. Después de mapoma ya te recuperarás bien.

victor dijo...

Venga Raul, el último esfuerzo y a disfrutar de tu primer maratón. cuando cruces la línea de meta se te olvidarán los malos momentos de tu preparación y estarás en una nube. A por ello

Charli dijo...

Tranquilo con los talones, no te vayas a jugar la preparación por forzar más de la cuenta, aunque parece que tienes el tema dominado y la primera maratón casi hecha.

Un saludo y ánimo.

Dani dijo...

Creo que mucha gente sufrirá a partir del 30... o antes. Así que no te apures por eso. Intenta disfrutar lo más posible!

Ánimo.

Manuel Robaina dijo...

A pesar de los problemas mantienes una actitud perfecta para afrontar ese MAPOMA.

Cuando las piernas flaqueen esa mentalidad te empujará los kilómetros que queden.

Ánimo!!!